BLOC Gourmand #12

Por Agustina Prior - La papa fue cultivada por primera vez entre los años 8000 y 5000 A.C, en una región que comprendería lo que hoy es el sur de Perú ​ y el noroeste del Altiplano boliviano​. Desde entonces se ha extendido por todo el mundo y se ha convertido en un alimento básico en la gran mayoría de países del globo.

Papas-provo rosti 

ensalada coleslaw y cebollas encurtidas

4 porciones

Ingredientes

Papas-provo Rosti

Papas grandes 2 U.

Provoleta 1 U.

Maicea 2 Cdas.

Pimienta en grano c/n.

Sal c/n.

Crema ácida:

Queso crema 200 Cc.

Jugo de limón 200 Cc.

(mezclamos ambos ingredientes hasta que quede una salsa  homogénea y ligera)

 Cebollas encurtidas

 para usar en el momento

Cebolla morada cortada en pluma 1 U.

Jugo de limón  2U.

Pimienta c/n

Sal c/n

Coleslaw

Repollo blanco chico ½ U.

Repollo colorado chico ½ U.

Zanahoria 1 U. grande

Manzana verde 1 U.

Mayonesa 2 Cdas.

Crema de leche 2 Cdas.

Mostaza de Dijon o lo que dé 1 Cda.

Manteca o Ghee 100 Gr.

Cebolla morada ½

Vinagre (el más lindo que tengas) 1 Cda.

Jugo de limón 1 Chorrito.

Empezamos con las papas-provo rosti…

Pelamos las papas, las rallamos con la parte más ancha. Reservamos en bowl con agua fría y un chorrito de vinagre.

En el bowl removemos para que la papa suelte el almidón y  se asiente en el fondo.

Con un secador de verduras ( el que centrifuga) secamos bien la papa y luego mezclamos con la provoleta rallada y la maicena y un poco de manteca derretida. Queda una preparación bastante seca. 

En una plancha o sartén  colocamos un poco de aceite de oliva o ghee ( manteca clarificada, soporta altas temperaturas sin quemarse) al fuego medio armamos las porciones del tamaño que queramos, para rellenar mejor podemos darles el tamaño de una fajita o taco. 

Cocinamos de ambos lados hasta que queden dorados y crocantes.

Cebollas encurtidas

 En un recipiente agregamos el jugo del limón y la cebolla cortada lo más finita posible, dejamos que el ácido  limón haga lo suyo por 20 minutos  y  obtenemos unas cebollas ácidas pero sin sabor fuerte, con un color fucsia fuerte en la cebolla y el jugo. 

Ideales para aportar acidez a una preparación y si las podemos conservar en frasco esterilizado con laurel, más jugo de limón, vinagre y semillas de mostaza  por varios meses.

Para la coleslaw

Con una mandolina  o cuchilla cortamos lo más finito y largo posible, los repollos, la manzana y la cebolla. Agregamos la sal y amasamos un poco para que el repollo no quede tan duro.

Añadimos los demás ingredientes y obtenemos una ensalada fresca, ácida y húmeda. 

¡Emplatamos!

En un plato playo colocamos  de base dos papas-provo rosti y en cada una, una  cucharada de coleslaw en el centro. Decoramos con la salsa ácida, las cebollas encurtidas en limón y un poco de cebolla de verdeo crudo finito.

Podemos disfrutarlas con un vermouth con soda y limón…

¡Cocinemos  y comamos rico!

Agustina Prior

Chef y fotógrafa marplatense. Madre de Pipo el chihuahua, fan de la soda y las aceitunas.

Deja un comentario